Cata de Pura Cepa_


 

Javier Nuñez, de vinoteca PURA CEPA, durante la cata

Javier Nuñez, de PURA CEPA, durante la cata

El jueves 24 de Octubre nos visitó Javier Nuñez, joven promesa de la sumillería malagueña. Sin tener gran conocimiento comenzó realizando un modesto curso en El Rincón de la Victoria (Málaga) . Se fue introduciendo poco a poco en el mundo del vino, en la actualidad cursa el Master de Enología por la Cámara de Comercia de Málaga, comenzó colaborando en el Museo de Mijas realizando catas y actividades relacionadas con la cultura del vino.

A día de hoy trabaja en un tienda que a la vez es vinoteca, este concepto fue nuevo en la Cala de Mijas, llevan un año y 3 meses abierto.  Aparte del servicio del vino también realizan catas para todas las persona interesadas en este maravilloso mundo como el explica. Por otro lado lo acompaña una buena degustación de elaboraciones hechas en la misma vinoteca  como son chacinas ibéricas, quesos, pates, etc.  Fantásticos maridajes para los vinos que ofrecen por botella o por copa. En conclusión el objetivo de Javier es transmitir la cultura del vino a clientes extranjeros y a jóvenes que quieran poco a poco conocer mejor este sector.

Para la público joven recomienda siempre vinos afrutados, en el caso de los vinos tintos, las uvas que hacen que este vino sea atractivo son Merlot, Tempranillo y Shiraz. En el vino Blanco podemos encontrar uvas como Verdejo y Sauvignon Blanc.

Comentándonos un poco sobre su profesión siempre con una sonrisa, demostraba que es una persona afortunada por dedicarse a lo que le gusta transmitía gran proyección en el campo de la sumillería.  Recomienda a la gente que empieza en esta oficio no quedarse parado, siempre innovar y evolucionare e informase de nuevas oportunidades de negocio. Frases para apuntarse en un futuro es que ‘’Nada es imposible’’ y que para una profesión como está ‘’ no se nace, se hace’’. Siempre trabajando y transmitiendo a las personas de tu alrededor que de verdad te gusta el vino. Cada momento demostrando interés por conocer más. Para que como a él le sucedió este mundo te atrape.

El establecimiento cuenta con una ambientación distinta a la habitual que hace que atraiga a los clientes; la iluminación mediante antorchas, luz tenue de velas, barriles de madera y bancos acogedores. Todo ello muy bien integrado en una terraza acogedora para disfrutar en buena compañía y una copa de vino entre las 300 referencias que ofrecen en continua rotación.

Así el 31 de octubre tuvimos la suerte de catar en su compañía  5  vinos:

Empezamos haciendo una comparativa entre dos vinos blancos jóvenes 100% albariño  de la D.O Rías Baixas

El primero fue uno “genérico” de las Rías Baixas que presentaba un color amarillo pálido con reflejos verdosos, marcados aromas de fruta verde y tropical , con un paso por boca muy fresco y llevadero.

 El segundo fue “Torroxal” donde quiso ponernos a prueba , ya que el vino estaba descompensado y había pasado su momento óptimo de consumo. Presentaba un color oxidado, en nariz avinagrado y en boca nada agradable, sin finura, que contrastaba bastante con la frescura y finura del primero.

Luego probamos “Idoia” otro blanco joven pero de D.O Cataluña con un coupage de Garnacha blanca, Xarel-lo, Chardonnay y Macabeo. Presentaba un color pajizo brillante con aromas a fruta verde con matices cítricos y un fondo floral. En boca se mostraba fresco y equilibrado, con buena acidez

La cuarta muestra que probamos fue “Viñas del Vero- Gran Vos” un vino tinto reserva del 2005 de la D.O Somontano  con las variedades Cavernet-Sauvignon y Merlot. Lucía marcado color rojo granate de capa medio-alta. En nariz se notaba la presencia de frutas maduras y tostados, con presencia de especias. Ya en boca se mostraba carnoso, sabroso ,muy equilibrado entre la acidez y la madera. En definitiva muy buena estructura, complejo y buen cuerpo. Un excelente vino de guarda.

Para terminar degustamos un vino dulce Pedro Ximénez de “Gutierrez Golosía” de la denominación  D.O Jerez y Manzanilla de Sanlúcar.  Tenía un color caoba oscuro de olor muy dulce, acaramelado, de frutas muy maduras, recordando a los orejones típicos de navidad. Ya en boca resultaba muy cremoso y persistente, predominando el sabor a higos secos.

Muchas gracias a Francisco Rivas y Karina Gyorgys!

EL curso de #sala8 en la vinoteca de PURA CEPA

EL curso de #sala8 en la vinoteca de PURA CEPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s