TEMA del mes_Redes Sociales


Enrique Cibantos

Enrique Cibantos

Si comenzamos haciendo historia, tendremos que decir que la primera red social se remonta a 1995 cuando Randy Conrads se empeña en que la gente no pierda contacto con sus compañeros de colegio o instituto o distintas universidades y crea el sitio classmates.com. Años más tarde, se crean linkedin, xing y un largo etcétera. En 2004 Facebook, casi diez años después de classmates. Tuenti, twitter, Myspace, Hi5, Badoo… Si en el año 2003 había unas 200 redes catalogadas, a día de hoy nadie se pone de acuerdo con la catalogación, ni me temo que lo harán.

Así pues, llegamos al 2013 rodeados de estructuras destinadas a agrupar a gente según sus aficiones e intereses, pero en el fondo buscando lo mismo:
tener a millones de personas conectadas. 18 años conviviendo con esos grupos ignorados por unos y maldecidos por otros, pero a día de hoy, consumidos por todos.

Las redes sociales se han ido fusionando con cada uno de nosotros hasta el punto que empezamos a no entender nuestro día a día sin ellas. Los dispositivos móviles capaces de albergar su uso crecen de manera exponencial. No entendemos el móvil como herramienta de comunicación verbal.
Empezamos a sentir necesidad no de formar parte de ellas sino de convivir con ellas. Viajamos, nos desplazamos con ellas. En definitiva, las hemos elegido como parte de nuestro día a día.

¿por qué?

porque en ellas van nuestr@s amig@s, nuestros compañer@s, nuestros amores, los conocidos que nos despiertan una sonrisa a diario, los que nos emocionan, a los que decimos “buenos días” al despertar y a los que contamos nuestra andadura por cada rincón de nuestro día a día. Pero siempre con inmediatez.

Es cierto que se cuestionan a diario las consecuencias de la excesiva interacción que tenemos con ellas; ponemos sobre la mesa el cómo sería nuestra vida sin su presencia; juzgamos imágenes en las que varios jóvenes anclados a su móvil no se comunican entre sí, digamos de la manera tradicional.

Pero el problema, de haberlo, es que nada va a frenar que nuestra tecnología se abarate y crezca y por tanto esté cada vez más a nuestro alcance, por lo que nada a va frenar que la disposición a llevar implantadas nuestras redes sociales sea una acción cada día más sencilla.

Si volvemos la mirada ¿10? años atrás, sin esa tecnología te levantabas con una serie de prioridades definidas. Atajabas tu jornada contando ese chascarrillo al compañero con un vasito de café; mirándole a la cara le informabas de las novedades del día compartiendo un descanso.. llegaban momentos de ocio y asueto en los que nos comunicábamos a través de una red verbal que transmitía nuestras inquietudes…  Ese es el espacio que ha desaparecido.

Por tanto, planteemonos cual es el espacio que sin querer hemos sustituido, busquemos las consecuencias de su pérdida y sólo entonces seremos capaces de decir si esta nueva forma de comunicación ha hecho más fácil nuestra vida. O no….

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s