Cata Champan GH Mumm


“El champagne es un milagro” con esta afirmación comenzaba el pasado martes Emmanuele Dupont Machet, de Pernod-Ricard, la cata ofrecida a los cursos de Sala y Sumillería del reconocido Champagne GH Mumm.

Imagen

Conocido como el vino del diablo por los ruidos y explosiones que se producían en su trasporte, el champagne ni se inventó ni se descubrió, fue una doma colectiva de la burbuja por parte de varias familias. 

Estas afirmaciones con las que E. Dupont va desarrollando la presentación, despiertan en el alumnado el interés por una cata que fue sin duda, muy especial, con apertura de botella con la base de una copa y brindis de cumpleaños incluido.

Imagen

Por otro lado, aprovechando la suerte que implica tener un curso de Sumillería en el centro, hemos querido conocer la opinión que le mereció la cata a Juan José Sánchez Vidal, alumno del mismo y aquí tenéis el resultado:  

“Cuando te proponen una cata de Champagne, no podemos dejar de imaginarnos momentos alegres, festivos, y porque no, algo elitistas.
Algo de razón no le vamos a quitar.
Nos presentan una de las casas de Champagne más admiradas en el país galo, G.H. Mumm.
Comenzamos con un Gran Cru Blanc de Blancs; Sutil, agradable como solo la uva Chardonnay sabe buscar ese sabor que tanto enamora en el mundo entero.
Una atractiva visual con fina burbuja y un tono pajizo pálido.
Sus aromas sutiles, minerales, flores blancas, fruta y algo de melocotón, se entremezclan con los clásicos de bollería, tan frecuentes en los vinos blancos.
En la boca nos muestra un frescor agradable con un leve toque de acidez, equilibrado y persistente. Es ideal con aperitivos y pescado grasos.

El segundo Champagne no lleva a un nivel superior; Cordon Rouge, un clásico de la marca, Blanc de Noirs, mayoritariamente con Pinot Noir.
Es un blanco mayoritariamente de uvas tintas aunque con 30% de la uva blanca Chardonnay.
Se nos muestra muy vivo y potente con fina burbuja y persistente con aromas a piña, vainilla y almendra.
En la boca nos recuerda a melocotón algo maduro, frutos secos y algo cítrico.

Mumm Rosé sigue el camino de las últimas tendencias de Rosados en la Champaña.
Colores piel de cebolla y fina corona tras sus burbujas.
Los aromas cítricos y fresas se entremezclan con el de la cereza.
Tiene una acidez pronunciada, aunque agradable.

Para finalizar una joya, que no siempre es reconocida por todos. Cuveé 1999 Su añada nos hace mirarlo de otra manera que sus hermanos pequeños. Le damos algo más de tiempo para que se exprese en nuestra copa y no de todo lo que tiene de sí. 
Burbuja media y palidez. Su edad en nariz nos avisa de toques tostados, aunque todavía algo fresco con intensidad y suave cítrico.
En la boca algo tostado y amargo pero con un gran recorrido”

Imagen

Gracias a E. Dupont y GH Mumm por su excelente colaboración y a J. José Sánchez por un gran trabajo!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s