Curso de “Español y Gastronomía”


Ciomijas ha superado con creces las expectativas marcadas como centro colaborador de la Universidad de Málaga gracias al curso de “Español y Gastronomía”, impartido la pasada semana en nuestro centro y destinado exclusivamente al público extranjero.

Dos alumnas americanas, Bárbara y Michelle (madre e hija) han sido las protagonistas de este primer curso cuya duración ha sido de una semana. En la misma, se ha intentado ofrecer una visión general de la cultura y tradiciones culinarias españolas aprovechando los diversos espacios del centro: el pupitre del aula, las copas de la sala de enología y los fogones de la cocina.

Fran Berrocal con las alumnas

Así, la semana se estructuró en torno a cuatro bloques o Seminarios. Fran Berrocal, Responsable del Dpto. de Idiomas y coordinador del Seminario, fue el encargado de impartir la gramática básica, el vocabulario específico aplicado a la gastronomía y las prácticas comunicativas.

En los fogones de Ciomijas las alumnas disfrutaron de un taller de cocina en el que aprendieron a elaborar las recetas más típicas de nuestra tierra, tales como la paella, el gazpacho y la tortilla, con el tutor de cocina Carlos Díaz como docente.

En otra de las sesiones, se centraron en la repostería, siendo la tarta de Santiago y las Torrijas al vino de Málaga, las protagonistas del día. En esta ocasión fue Mariló Alarcón, cocinera, la encargada de las elaboraciones.

En lo referente a enología, Enrique Malagón, tutor de sala, fue el responsable de realizar la cata sensorial y maridaje, para la que contó con varias D. O. españolas a las cuales acompañó de tapas de la tierra para fomentar la presencia de sabores y olores.

Enrique Malagón con las alumnas

Le hemos pedido que nos escriba su visión del curso: “Some of the wine flavors are pepper, leather, oak…” Así comenzó el taller de análisis sensorial y gastronomía española para Bárbara y Michelle. La magia de los colores del vino, los juegos de aromas y las múltiples sensaciones calaron entre nuestras aplicadas estudiantes americanas. De Jerez a Rueda pasando por Ribera del Duero con rumbo a Cataluña y de vuelta a Málaga, el viaje fue apasionante “and very funny” según Bárbara.

Y es que el español se aprende mucho mejor con una buena copa de vino, un bocado y una sonrisa. Buen viaje.”

El objetivo de este programa, así como el de “Español y Golf”, no es otro que presentar una forma diferente de aprender el idioma, en un entorno especial, realizando actividades atractivas y conociendo en primera persona las características propias del país.

Alumnas durante la cata sensorial

En palabras de las alumnas “esta experiencia ha sobrepasado todas nuestras expectativas. No dudaremos en recomendarles el curso al resto de docentes del centro”

Para F. Berrocal, coordinador del curso, “ha sido una experiencia enriquecedora, muy interesante en lo que a la mezcla de culturas se refiere. Esta tipología de enseñanza “a la carta” abre nuevas y numerosas posibilidades que van dirigidas a un mejor intercambio de ideas técnicas. Además en este caso en concreto, ha existido un valor añadido, ya que se trataba de enseñar a un profesor (Bárbara es profesora) lo cual implicaba un reto aún mayor. En definitiva, una experiencia muy motivadora”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s